Ceremonia de Respeto

En muestra de agradecimiento y respeto a quienes donaron su cuerpo a la ciencia y ahora son vehículo de enseñanza, la clase de primer año de la Escuela de Quiropráctica celebró una Ceremonia de Respeto en el Laboratorio de Anatomía. La estudiante Luz Feliciano Vázquez dijo: “Hemos aprendido que aun luego de la muerte podemos ser útiles de la forma más desprendida y especial para la humanidad. Hoy, luego de la muerte, nuestro donante sigue cumpliendo propósitos y creando cambios en nuestras vidas y en las de nuestros futuros pacientes… Nuestro propósito como quiroprácticos es servir y ayudar a quienes nos necesiten. Este último gesto de servicio por parte de nuestro donante es pieza esencial de ese proceso. Por tal razón estamos sumamente agradecidos y ofrecemos nuestros respetos”. En la ceremonia, dirigida por la profesora Catalina Villamil, participaron, además, la presidenta de la UCC, Dra. Waleska Crespo, y miembros de la Facultad.